» Historia

Biografía del General Angel Pacheco


Imagen del General Angel Pacheco en la habitación de los retratos, dentro del castillo.
Foto: General Pacheco Web

Los historiadores no coinciden en la fecha de nacimiento de Angel Pacheco, pero las fechas rondan entre el año 1793 y 1795.  Sus padres fueron el abogado español José Pacheco Gómez Negrete y doña Teresa Concha y Darragrande, chilena.

Antes de cumplir 16 años y después de haber cursado estudios de filosofía en el colegio de San Carlos, en 1811 se incorpora como cadete al Regimiento Patricios de Buenos Aires, pasando en Noviembre de 1812 al Regimiento de Granaderos a Caballo – Creado por José de San Martín el 16 de Marzo de ese año - y poco después fue promovido a porta-estandarte del afamado cuerpo.

Luego marchó con el entonces coronel San Martín en su corta campaña siguiendo la margen derecha del río Paraná, para repeler los desembarcos españoles destinados a recoger ganado para los defensores de Montevideo y recibió como misión controlar los movimientos de los buques españoles; el sagaz porta-estandarte comunicó a su jefe los preparativos del desembarco realista y la cantidad de sus tropas.

El 2 de Febrero de 1813, en el combate de San Lorenzo tuvo un digno comportamiento, por lo que fue ascendido a Alférez. Pacheco quedó a cargo, en el convento de San Carlos, de los heridos y con un piquete de 40 hombres rechazó otro desembarco realista, cerca de Zárate. En el mes de Noviembre marchó con el escuadrón de Granaderos a Caballo a apoyar al Ejército del Norte, acompañando al entonces coronel San Martín, quien lo promovió al grado de teniente. El 18 de enero de 1814, San Martín y Belgrano se encuentran en la posta de Yatasto y se dan el memorable abrazo; el futuro “Libertador” queda al mando del Ejército del Norte, pero a fines de Abril argumentando problemas de salud presenta su renuncia, pasa a Córdoba y el 10 de agosto es nombrado Gobernador de la Provincia de Cuyo, donde comienza a preparar sus planes para cruzar la cordillera y emprender su gran campaña. Mientras tanto, en Salta el teniente Pacheco se encontró con el Coronel Dorrego y juntos cubrieron la retirada del ejército derrotado en Vilcapugio y Ayohuma.

En ese año de 1814 Pacheco se batió en Costa Nueva contra una división realista, y en Mojo dio una sorpresa a los españoles, pese a que le mataron su caballo. El 17 de Abril de 1815 se enfrentó con la primera división del ejército real en Abra Pampa o Puesto del Marques. El 8 de Octubre de 1815 es ascendido a Ayudante Mayor; asistió al combate de Venta y Media el 20 de Octubre del mismo año a las órdenes del brigadier Marín Rodríguez y el 29 de Noviembre de 1815 a la acción de Sipe-Sipe, a las órdenes del general Rondeau, donde fue herido en un brazo; en ese estado participó de la derrota de Altos de San Lorenzo, en la Provincia de Salta.
En 1817, fue comisionado para traer a Buenos Aires los trofeos de la Batalla de Chacabuco y, el 10 de Marzo de aquel año, Pueyrredón lo ascendió a Sargento Mayor. Participó en la Campaña de Talcahuano y más tarde en la decisiva Batalla de Maipú.
Durante los años 1818 y 1819 prestó sus servicios en la campaña del sur de Chile, al mando del Coronel Manuel de Escalada.

En el año 1822, contrajo enlace con Dolores Reynoso. El matrimonio tuvo nueve hijos: Ángel, José Felipe, Julio, Román, María Elvira, María Dolores, Águeda, Eduardo y Pablo. En esa década comienza a comprar tierras para formar una modesta estancia-fortín, que sería el primer paso en la creación de nuestra ciudad.

Continuando con su carrera militar, ya por aquel entonces siendo Teniente Coronel, en 1825 se le confió el mando del reciente Regimiento III de Caballería. Con él, Pacheco abrió la Campaña contra el Imperio del Brasil.

Dos años después combatió en las batallas de Ombú, Ituzaingó y Camacuá, en la cual el Ejército Argentino derrotó a los brasileros del General Barrito, y dejó libre a la República Oriental del Uruguay, de Brasil y de la Argentina.

De regreso a Buenos Aires, en 1830, sirvió en la frontera oeste y participó en la Campaña del Interior contra el General Paz.

En 1831, como parte del Ejército Confederado y a las órdenes del General Estanislao López, derrotó en Fraile Muerto a la vanguardia del General Paz, la que se encontraba a las órdenes del Coronel Pedernera. Como mérito por su actuación lo promueven a Coronel Mayor.

En 1833 fue nombrado Mayor General en la Campaña del Desierto, comandado por Don Juan Manuel de Rosas. Al parecer fue uno de los militares más adictos al Brigadier General. Nombrado Jefe del Estado Mayor, ocupó el Río Negro y derrotó al Cacique Paylloven. Más tarde alcanzó la isla Choele Choel y por asalto tomó ese territorio, haciendo prisioneros a todos los indios.

En 1839, por ley y en reconocimiento a su sobresaliente servicio a la Patria, se le entregaron tierras en la ciudad de Salto, de aproximadamente 7.600 hectáreas.
El 6 de agosto de 1840 fue derrotado por Lavalle en el Combate de El Tala. El 20 de Octubre, tras reorganizar sus fuerzas y junto al Comandante Herrado, derrotó a Lavalle en el combate de Muira.

En 1841 actuó como Jefe de la vanguardia de Oribe, y venció al General Videla del Ejército de Lavalle en el combate de San Calá. El 24 de Septiembre derrotó al General Lamadrid en el Combate del Rodeo del Medio.

También participó en el sitio de Montevideo junto con el General Oribe, en 1843, donde fue destacada la actuación de las fuerzas del General Pacheco.

Durante el sitio de Montevideo (1844), al lograr salir el General Paz con el propósito de abrir una brecha, Oribe y Pacheco, luego de una cruenta batalla, rechazaron a Paz el 24 de Abril en el combate de Tres Cruces.

En 1845 asumió como Jefe de la Frontera del Centro, con asiento en Luján; organizó varios cuerpos y estableció los Fuertes de Bragado y Mulitas (hoy 25 de Mayo).

En 1850 fue elegido Diputado para la Legislatura de Buenos Aires.

En 1851, al levantarse Urquiza contra Rosas, fue nombrado Comandante en Jefe de las Fuerzas Federales.

En 1852, disgustado con Rosas (según algunos no consideraba oportuno enfrentar a Urquiza en aquel momento), se abstuvo de participar en la Batalla de Caseros y se retiró a su estancia en El Talar. Los historiadores no se han puesto de acuerdo sobre ese distanciamiento, y algunos opinan que si el General Pacheco y sus fuerzas hubieran estado en la batalla, el resultado de Caseros habría sido otro.

Después de la Revolución del 11 de Septiembre se lo nombró sucesivamente: Comandante General de Armas de la Provincia, luego General en Jefe de las Fuerzas de la Capital, y finalmente Ministro de Guerra y Marina, cargo que desempeñó hasta Febrero de 1853.

El 25 de septiembre falleció en Buenos Aires. En el sepelio de sus restos hablaron, entre otros, el poeta Guido Spano y el General Bartolomé Mitre, quien había sido su adversario. En uno de sus párrafos dijo Mitre: “Los Generales de la República vienen a inclinarse con doloroso respeto sobre su cadáver. Ellos vienen a darle el último adiós a las puertas del sepulcro y le dirigen por mis labios estas palabras: General Pacheco, tus antiguos compañeros de armas y los que siguieron tus huellas cruzando los ásperos senderos de la guerra, desean goce en el lecho de la muerte; tanta paz como glorias alcanzasteis en la vida”.

Fuente:
• Asociación Histórica de General Pacheco
• Ing. Jorge Manteola
  • Volver


  • Publicidad